Cómo ahorrar dinero con VoIP

Publicado en: 2018-08-30 | Categorías: Servicios VoIP Soluciones VoIP para empresas Tecnología VoIP VoIP VoIP empresarial

La actualización a una nueva tecnología, ya sea para uso personal o comercial, es a menudo una propuesta costosa.

Actualizar una nueva tecnología tanto si es para uso personal como comercial suele ser una propuesta costosa. Aunque se trate de un sistema operativo de última generación, las actualizaciones de aplicaciones de software o actualizaciones de hardware (televisores, smartphones, ordenadores portátiles, etc.). Comprar la última generación requiere más dinero que simplemente quedarse con las opciones existentes, sobre todo en la etapa inicial de la adopción de tecnología.

De forma contraria a lo que suele pasar con las tendencias habituales, la actualización a VoIP puede ahorrar dinero a pesar de no incluir el coste de comprar un nuevo hardware o aumentar la velocidad de la conexión o el ancho de banda de Internet.

Los usuarios pueden pagar menos por el mismo volumen de llamadas telefónicas que antes ya que los proveedores de VoIP pueden aprovechar las redes IP existentes, evitando así a los operadores telefónicos tradicionales que trabajan en todo el mundo. Esto significa que los usuarios no tienen que pagar cargos adicionales en función de la distancia, los límites geográficos o el tiempo. Dado que las llamadas VoIP se transmiten a través de la red pública de Internet, o la intranet de la compañía local, los operadores no tienen que mantener una infraestructura distinta para los datos y las líneas telefónicas.

Las llamadas de voz se tratan de forma similar a otros paquetes de datos, lo que facilita la transmisión a largas distancias. El uso de VoIP por parte del consumidor y la empresa son dos categorías distintas dentro de la industria que actualizando a VoIP pueden ahorrar a los usuarios cientos de miles de euros cada año.

¿Cómo ahorra VoIP dinero a los usuarios domésticos?

Pague menos por llamadas locales e internacionales

Tradicionalmente, los operadores telefónicos cobraban las llamadas telefónicas por separado dependiendo de si se hacían con el mismo código de área o con números de otros países. En el caso de las llamadas VoIP, la distancia y el tiempo dejan de importar.

Dependiendo del plan de suscripción de cada cliente, los consumidores pueden hacer llamadas nacionales e internacionales ilimitadas por un precio fijo o pagar precios increíblemente bajos por llamada. Algunos proveedores de VoIP incluso añaden una cantidad determinada de minutos gratis cuando los usuarios les compran el teléfono.

Freelance, empresarios y contratistas

Las funciones básicas proporcionadas en un teléfono fijo generalmente no suelen ser suficientes para autónomos y empresarios que trabajan desde casa. Sin embargo, obtener una línea para empresas es generalmente más caro y no todos podrían pagarlo.

Con VoIP, estos usuarios pueden disfrutar de funciones empresariales mejoradas, como el buzón de voz visual y el desvío de llamadas por el mismo precio que una línea doméstica.

¿Cómo ahorra VoIP dinero para las empresas?

Cargos de larga distancia

Hoy en día, incluso las pequeñas y medianas empresas pueden tener clientes, socios o proveedores en varios países en todo el mundo. La comunicación por voz es una parte integral de cualquier empresa y los cargos telefónicos pueden llegar fácilmente a acumularse en miles euros por mes en cada línea.

Pero con las implementaciones de VoIP, las tarifas de larga distancia simplemente desaparecen. Las llamadas telefónicas a clientes en determinados países se pueden ofrecer de forma gratuita (especialmente en países como Canadá, México, etc.) y las empresas generalmente pueden comprar minutos en grandes cantidades y por adelantado a precios increíblemente bajos.

Además de los cargos por llamadas internacionales, las llamadas telefónicas hechas por los empleados entre no suelen facturarse. Una empresa que utiliza VoIP no tiene que pagar llamadas entre oficinas, incluso si tiene varias oficinas repartidas por todo el país y algunos empleados que trabajan desde su casa, ubicaciones de clientes o sitios remotos.

Muy pocas organizaciones todavía funcionan en el modelo tradicional de una oficina donde todos los empleados vienen todos los días al trabajo, VoIP permite flexibilidad en las llamadas de voz para reflejar los nuevos flujos de trabajo.

Centros de llamadas, equipos de ventas, clientes y soporte técnico

Algunos departamentos, como ventas y soporte técnico dependen en gran medida de las llamadas telefónicas más que otros como Recursos Humanos. No solo hacen más llamadas telefónicas diariamente, sino que también necesitan funciones específicas como colas de agentes, estacionamiento de llamadas, etc.

Aunque las líneas comerciales de un operador de telefonía tradicional ofrecen esta funcionalidad mejorada, también eran caras. Cada característica se cobraba por separado y los técnicos tendrían que configurar e instalar nuevos equipos para habilitarlos. VoIP no solo simplifica todo este proceso, sino que puede administrarse individualmente a través de paneles en línea, siendo también rentable agregarlos cuando sea necesario y no un minuto antes.

Esto significa que las compañías no pagan por las líneas, las características o las capacidades no utilizadas si no solamente de las que están realmente haciendo uso además, no tienen que comprometerse con ningún contrato de antemano y simplemente pueden aprovisionar nuevas líneas o minutos el día que se necesitan.

Los centros de llamadas pueden beneficiarse al máximo de la actualización a la tecnología de VoIP, muchos operadores de VoIP ofrecen suites de comunicación completas que combinan todas las características necesarias para el centro de atención al cliente sea un paquete a medida.

Esto le permite a la empresa crear una oficina virtual muy rápidamente en lugar de agregar cientos de líneas a un nuevo edificio específicamente para albergar el departamento de servicio al cliente.

Funciones avanzadas: videoconferencia, presencia, comunicación unificada, etc.

Actualmente, las organizaciones empresariales deben ser flexibles, ágiles y ágiles. Necesitan acceso a características avanzadas como videoconferencia o una comunicación unificada para operar de manera más eficiente y efectiva. Estas herramientas ya no son un lujo que solo las grandes organizaciones pueden pagar sino que se han convertido en una necesidad para las empresas de todo tipo y tamaño.

Gracias a la velocidad de las innovaciones en la industria de VoIP, todos pueden permitirse utilizar alguna o todas las características para ser más competitivos. Las llamadas en conferencia se pueden programar sobre la marcha donde los participantes pueden unirse aunque estén usando sus teléfonos móviles. También se pueden hacer llamadas desde y hacia cualquier parte del mundo.

La mejor parte es que VoIP integra estas características a un coste muy bajo en lugar de a los precios exorbitantes que cobran los operadores anteriores. La implementación de tales características ya no implica que la organización deba realizar una inversión sustancial de capital en equipos nuevos o firmar contratos plurianuales con operadores de telefonía.

Los proveedores de VoIP generalmente no requieren contratos, lo que significa que las empresas pueden cambiar fácilmente si encuentran una mejor alternativa. Si una organización descubre que ya no usa una función, simplemente puede eliminarse del plan de suscripción, una medida que a última instancia puede ahorrarle miles de euros a lo largo de los años.