Cómo mejorar la calidad del sonido en VoIP

Publicado en: 2018-08-30 | Categorías: Servicios VoIP Tecnología VoIP Teléfonos VoIP VoIP VoIP empresarial

A pesar de la innovación y el progreso de la industria de VoIP en la última década, muchos ejecutivos continúan creyendo que la calidad del sonido en las redes VoIP no es comparable a la de las redes telefónicas analógicas. En algunos casos pueden estar en lo cierto, pero en muchas ocasiones la calidad de sonido de VoIP puede ser mejor que la de las POTS.

La razón principal por la que surge este mito es porque la empresa nunca había probado VoIP, o lo probaron VoIP hace un tiempo, pero volvieron a los sistemas anteriores debido a problemas de calidad.

Si una empresa tiene muchas llamadas perdidas, ruido de fondo, palabras confusas o cualquier otro problema de calidad, la primera medida para solventarlo puede ser aumentar el ancho de banda o la velocidad de Internet. Aunque esa podría ser una de las razones, no es el único factor que contribuye a la calidad del sonido.

Entonces, ¿qué puede hacer una empresa para mejorar la calidad del sonido de VoIP? Aquí hay algunos factores que quizás desees considerar:

Contratar un Internet más rápido

Es cierto que una conexión a Internet lenta no siempre es el problema, pero a veces puede ser el el causante de la pérdida de calidad de la voz. Tal vez la velocidade de Internet eran las adecuadas hace un par de años, pero las necesidades de los negocios han cambiado.

Las redes empresariales transportan cada vez mayor volumen de datos, por lo que no debería ser una sorpresa que la calidad de la voz se redujese con el tiempo o simplemente puede ser que la conexión a Internet existente no pueda hacer frente a la demanda ocasionada.

Otro factor a considerar es el rendimiento del ISP. A veces es posible que no obtenga las velocidades prometidas en su SLA pero si ese es realmente el problema, es posible que debas pensar en cambiar de proveedor.

Reduzca la carga de red en las horas punta

La congestión de la red es un problema evidente para las empresas, sobe todo para aquellas del sector SaaS, en las que las instalaciones se encuentran lejos de las oficinas comerciales. Si la calidad de la voz disminuye significativamente durante las horas con más tráfico pero durante el resto del tiempo es aceptable, puede ser suficiente con aumentar la velocidad contratada, aunque no siempre es efectivo.

En lugar de tratar de restringir el número máximo de llamadas simultáneas o pausar descargas mientras alguien realiza una llamada VoIP, puede que sea mejor redistribuir las horas en las que se efectúan las llamadas. Por ejemplo, es posible que la empresa quiera ejecutar tareas pesadas para el ancho de banda como la sincronización automática de archivos o copias de seguridad por la noche o temprano en la mañana para reducir la congestión durante otras horas del día.

Optimizar la configuración de QoS

La configuración correcta de QoS puede tener un impacto considerable en la calidad de la voz, ya que las configuraciones apropiadas permitirán que el hardware de la red dé prioridad a las llamadas de voz sobre otras formas de tráfico. Sin embargo, estos no siempre están configurados correctamente o es posible que incluso no hayan sido configurados.

En general, los enrutadores tienden a utilizar First In First Out cuando se trata de paquetes de datos. Esto significa que sin QoS, a los paquetes de voz no se les daría nunca prioridad, lo que a menudo lleva a paquetes perdidos o extraviados. Además, si realizamos un etiquetado de QoS adecuado, los paquetes de voz se identificarán correctamente y se colocarán al principio de la cola.

Evaluación integral de red

En ciertas ocasiones el problema va más allá de la velocidad de Internet o del ancho de banda. Factores como la inestabilidad pueden deteriorar significativamente la calidad de las llamadas de voz, independientemente del ancho de banda disponible.

La latencia es el retraso de tiempo que experimentan los paquetes hasta que lleguen a su destino desde la fuente. Si parte de la llamada viaja a través de la red de Internet pública, la latencia puede aumentar más allá del umbral requerido para un audio de alta calidad.

En el mismo sentido, la inestabilidad es la variabilidad en el tiempo de retraso en paquetes individuales. Esto significa que la mayoría de los paquetes de datos no llegan en el mismo orden en que se enviaron. Aunque desde el punto final de origen los datos se envían en un flujo continuo en el destino pueden aparecer fuera de orden o en ráfagas dependiendo de la fluctuación de fase.

Una evaluación exhaustiva de la red puede ser útil para identificar si estas métricas están cerca del estándar o no. La configuración de QoS puede ocuparse en parte de la latencia, pero otras soluciones incluyen administración de red basadas en políticas, conmutación de etiquetas multiprotocolo o reserva de ancho de banda. En el caso de jitter, la instalación de un buffer de fluctuación de fase o la identificación y eliminación de la fuente del jitter son soluciones efectivas.

Obtenga hardware VoIP especializado

A veces, los proveedores aseguran que pueden usar su equipo actual con adaptadores y auriculares con VoIP. Esto es técnicamente cierto, pero es posible que no siempre obtenga una calidad de llamada óptima con esos dispositivos, por lo que si la empresa necesita comenzar con VoIP inmediatamente al menor coste posible, esta sería la mejor opción.

Sin embargo, incluso aunque fuera el enfoque más rentable al principio, es mejor actualizar los equipos, como los teléfonos de escritorio, los enrutadores, etc. cuando la empresa pueda permitírselo ya que no importa cuántas optimizaciones o configuraciones de software se cambien, puede ser difícil mejorar la calidad del sonido en un hardware defectuoso.

Hay muchos factores que afectan el sonido de VoIP y estos son algunos pasos que se pueden hacer para mejorar la calidad de la llamada en las implementaciones de VoIP.