Cuánto ancho de banda utiliza VoIP

Publicado en: 2018-08-30 | Categorías: Servicios VoIP Tecnología VoIP VoIP

Por lo general, las empresas tienen dos formas de mejorar la calidad de las llamadas VoIP: asignarlas más ancho de banda u optimizar la configuración de QoS directamente en el hardware que ejecuta la red.

Debido a que todo tipo de datos (archivos, audio, video, documentos, etc.) se transfieren a través de la misma red, todos luchan por ser los primeros en salir. La configuración de QoS se encarga de esto en parte, ya que asegura que el tráfico de VoIP recibe la prioridad más alta, independientemente de qué otras aplicaciones estén utilizando ancho de banda en este momento.

A pesar de esto, hay mucho que la optimización puede hacer. Hay veces en las que la empresa solo tiene que aumentar el ancho de banda disponible y para evaluarlo es necesario saber exactamente cuánto está consumiendo el sistema VoIP en su red. Los cálculos de consumo de ancho de banda también son necesarios para valorar la solidez de la red antes de la implementación de VoIP.

Calcular cuánto ancho de banda usa VoIP no es una tarea difícil, pero se requiere tener unos conocimientos básicos de los diversos factores que influyen en el consumo. Generalmente, los proveedores de VoIP están dispuestos a proporcionar una tabla que muestre el consumo por llamada en su servicio a clientes potenciales.

Aunque esos cálculos pueden ser correctos, siempre es mejor verificarlos previamente. El documento también proporcionará todos los demás detalles, como el códec, el tipo de encabezado, etc. que son necesarios para calcular el consumo de ancho de banda.

Factores que influyen en el consumo de ancho de banda

Gastos generales

Dado que VoIP transmite llamadas de voz a través de Internet, las señales de voz deben formar parte de los paquetes de datos al igual que otros archivos multimedia. Normalmente se requieren envolturas múltiples para cada paquete que contiene detalles tales como el origen, el destino, etc.

Estos wrappers se conocen colectivamente como sobrecarga y permiten que el paquete se enrute correctamente. Cada capa, como RTP, UDP, IP y Ethernet, forman parte del consumo general de ancho de banda. El tamaño puede variar de 25 a 35 kbps, según la configuración.

Códec

VoIP usa códecs para convertir señales de voz en datos que se transmiten a través de Internet. La mayoría de los códecs se pueden dividir en dos categorías: los que priorizan la calidad a expensas del ancho de banda y viceversa. Por ejemplo, el códec G.729 utiliza algoritmos de compresión para reducir el tamaño de los paquetes de audio.

Como resultado se obtendrá una calidad del audio menor, aunque no suele percibirse. Por otro lado, G.711 no usa compresión, resultando en  llamadas de alta calidad, pero  con un gran consumo de ancho de banda. La diferencia entre uno u otro puede ser de entre 50-60 kbps. Puede que no parezca mucho por llamada, pero cuando se multiplica por las miles de llamadas realizadas por una empresa durante una semana normal, el consumo de ancho de banda puede ser una cantidad significativa.

Tamaño del paquete

El tamaño de los paquetes individuales está relacionado de alguna manera con la sobrecarga. Cada paquete de datos contiene los gastos generales más los datos de voz reales por lo que el tamaño puede variar mucho. Los vendedores de VoIP usan 20ms o 30ms en su mayor parte.

El uso de paquetes de datos más grandes minimiza el consumo de gastos generales, pero puede dar como resultado que falten secciones si se pierde un paquete individual. Los tamaños de paquete más pequeños tendrán una sobrecarga mayor, pero pueden tolerar paquetes perdidos.

Teniendo en cuenta los factores anteriores, una llamada VoIP de una hora utilizando el códec G.711 puede tomar hasta 85 MB de datos. Pero, la misma llamada puede consumir solo 35 MB si se utiliza el códec G.729.

El consumo de ancho de banda de VoIP es un intento de igualar la calidad de la voz y la disponibilidad del ancho de banda. La decisión correcta para una empresa dependerá de sus prioridades, requisitos, costes y otras consideraciones comerciales.