Instalación de los teléfonos VoIP… ¡sin esperas!

Publicado en: 2018-09-10 | Categorías: Servicios VoIP

Los particulares y las empresas se han cambiado a VoIP en tropel. Para la inmensa mayoría de los usuarios, la atracción inicial ha sido el precio. La tecnología permite a los proveedores ofrecer precios extremadamente bajos para realizar llamadas de larga distancia y llamadas locales gratuitas. Desde una perspectiva empresarial, cualquier llamada entre empleados dentro de la organización es gratuita, independientemente de la ubicación. Esta característica conlleva importantes ahorros de costes cada mes, por lo que no es sorprendente que los sistemas de VoIP estén remplazando por completo a las antiguas herramientas de PBX. Pero eso no es todo. La instalación de los teléfonos VoIP también es diferente.

La tecnología VoIP ayuda a las empresas a ahorrar en otro recurso valioso: el tiempo. Para muchas organizaciones la eficiencia en sus procesos vale su peso en oro. Configurar e implementar sistemas de VoIP dentro de un contexto empresarial es mucho más rápido que un hardware heredado. Si una pequeña y mediana empresa opta por servicios de VoIP, ¡pueden estar en funcionamiento en unas pocas horas! Siempre que tengas una conexión a Internet de alta velocidad y una sólida infraestructura de redes, comenzar con VoIP no te llevará mucho tiempo.

Complicado proceso de configuración de los teléfonos

Aunque la configuración de los servicios de VoIP es bastante rápida, la puesta en marcha de los teléfonos dentro de una empresa solía llevar mucho tiempo. Eso se debía a que los ingenieros tenían que configurar manualmente cada dispositivo de uno en uno. Necesitabas navegar por la dirección IP de los teléfonos, a través de la interfaz web y configurar los ajustes. Un técnico o administrador tenía que configurar cada dispositivo a través de un largo proceso e incluso los dispositivos del mismo fabricante podían tener requisitos de configuración diferentes. Era normal que una pequeña empresa empleara dos o tres días en configurar todos los teléfonos de la oficina.

Esto no solo hacía que la configuración inicial fuera más larga, sino que también aumentara la complejidad del sistema en general. Cada vez que querías cambiar un teléfono, agregar un nuevo dispositivo o eliminar uno existente de la red, tenías que repetir todo el proceso una vez más. Y todo esto sin tener en cuenta el tiempo perdido debido a errores  que surgieran durante en el proceso de configuración, errores en el registro de datos, contraseñas olvidadas, etc. El complicado proceso de configuración también dificultaba el aislamiento y diagnóstico de los problemas de los dispositivos.

Instalación inmediata con configuración automática

Afortunadamente, los fabricantes de dispositivos han respondido a los desafíos planteados por la configuración manual de los teléfonos. Los teléfonos SIP de hoy han recorrido un largo camino desde los primeros días de la implementación de VoIP. Hoy, una organización puede configurar cientos de teléfonos en pocas horas gracias a una función llamada configuración automática. Esta funcionalidad automatiza el proceso de configuración manual, eliminando la necesidad de que los técnicos tengan que recorrer cada mesa de la oficina.

La configuración automática simplifica el proceso de implementación de los teléfonos. Ya no necesitas técnicos o equipos completos para configurarlos. Tus empleados no tendrán que esperar hasta que llegue su turno. Con la configuración automática, la mayoría de los teléfonos compatibles con SIP se enchufan y funcionan (Plug and Play). Un administrador puede configurar todos los teléfonos dentro de la oficina de forma remota siempre que utilicen una conexión a Internet segura. El proveedor del servicio no tiene que enviar a alguien a su oficina para configurar los teléfonos VoIP.

¿Cómo funciona la instalación inmediata?

Como su propio nombre indica, la configuración automática elimina la necesidad de la introducción manual de datos y el contacto físico con el dispositivo. Siempre que conozcas la dirección MAC de un teléfono puedes configurarlo de forma remota. Una vez que el teléfono esté conectado a la red, automáticamente buscará el servidor de configuración. Después de establecer el primer contacto, el dispositivo podrá descargar la configuración correctamente por sí solo.

La configuración automática se puede personalizar también para grupos de dispositivos. Esto significa que puedes cambiar la configuración de los dispositivos individuales dentro del grupo, actualizar contraseñas y realizar otros cambios a través de la interfaz web. Esta característica es útil también si deseas cambiar de proveedor. No tendrás que reconfigurar manualmente todos los dispositivos de tu red. Podrás actualizar el servidor de configuración y redirigir los teléfonos a la nueva ubicación.

Compatibilidad de hardware

No todos los teléfonos VoIP vienen con la función de configuración automática, aunque esto está llegando a la industria poco a poco. Necesitas un hardware compatible y que tus proveedores de servicios también habiliten la característica. Ten en cuenta que no todos los modelos de la misma empresa serán compatibles con la configuración automática. Si no estás seguro de qué teléfonos comprar, siempre puedes preguntarle a tu proveedor sobre modelos particulares que sí que sean compatibles con su servicio.

La configuración automática ahorra tiempo tanto para los proveedores de servicios como para sus clientes. No tienes que esperar hasta que un administrador o ingeniero pueda configurar cientos de teléfonos en tu oficina. Para un proveedor que instale múltiples a la semana, la configuración automática puede ahorrar cientos de horas cuando se integran tantos teléfonos de una sola vez. Esta característica es otro ejemplo más de la innovación que ha caracterizado a la industria VoIP desde la primera vez que entró en escena. Entonces, ¿a qué esperas?

¡Comienza con VoIP de forma rápida!