La magia de WebRTC con VoIP. ¿A dónde nos lleva?

Publicado en: 2018-11-06 | Categorías: Servicios VoIP

Las empresas que buscan cambiar a VoIP tienen dos opciones para elegir. Puedes comprar servicios VoIP alojados de un proveedor, liberando a tu compañía del mantenimiento, reparaciones, actualizaciones, etc. O puedes configurar tu propia solución de SIP Trunk en las instalaciones lo cual te da un control completo sobre cada pequeña configuración.

Ha habido innumerables debates sobre qué opción es mejor para los particulares, las pequeñas empresas y las grandes corporaciones. Pero el consenso general es que todos deben elegir la opción que mejor se adapte a su situación. Independientemente de la opción que elijas, hay algunas cosas que son comunes a ambos. Por ejemplo, tienes que pagarle a un proveedor por el servicio telefónico o SIP trunks.

Otra cosa que es absolutamente esencial para VoIP es tener el hardware para hacer llamadas. Es cierto que VoIP es compatible con una amplia gama de equipos y tienes alternativas más flexibles que las que ofrece la PSTN. Los usuarios pueden hacer llamadas desde teléfonos móviles personales o de trabajo, tablets, teléfonos de mesa compatibles con SIP, portátiles, etc. Pero, al fin y al cabo, necesitas algún tipo de equipo.

Una alternativa a los dispositivos de VoIP

¿Qué pasaría si pudieras eliminar todos los dispositivos de VoIP? Esta pregunta parece absurda e imposible. Por otra parte, muchas personas pensaban que tampoco podríamos mejorar la PSTN tradicional. De hecho, podría ser posible que particulares e incluso empresas eliminaran por completo los dispositivos VoIP a favor de algo mucho más básico: el navegador web. Y ese día está más cerca de lo que piensas.

¿Cómo funciona WebRTC?

Hacer llamadas a un navegador es posible gracias a la magia de WebRTC. Es un proyecto de código abierto que ha estado en desarrollo durante años. WebRTC confiere a los navegadores web capacidades de comunicación en tiempo real a través de una API. Es compatible con muchas empresas y está siendo estandarizado por el World Wide Web Consortium (W3C) y el Grupo de Trabajo de Ingeniería de Internet (IETF).

WebRTC se desarrolló inicialmente para navegadores web, pero también puede extenderse a plataformas móviles e IoT (Internet of Things). Con WebRTC, los usuarios ya no necesitan descargar e instalar aplicaciones específicas para realizar llamadas. Tampoco hay nada que actualizar regularmente. Al integrar VoIP con WebRTC, los desarrolladores han hecho realidad las llamadas basadas en navegador.

¿Qué significa esto para los servicios empresariales de VoIP?

No muchos proveedores han utilizado WebRTC como parte de ese servicio telefónico VoIP. La telefonía VoIP basada en el navegador puede eliminar la necesidad de softphones y equipos físicos por completo. Esta solución tiene muchas ventajas en comparación con otros dispositivos VoIP, tanto hardware como software.

Los softphones de VoIP son probablemente la forma más rápida para que las organizaciones comiencen a hacer llamadas. Puedes descargar Apps creadas por los proveedores o terceros que trabajan con tu servicio. Desafortunadamente, no todos los softphones son iguales. Algunas son gratuitas, otras requieren pagar y otras pueden no ser compatibles con todas las funciones que ofrece tu proveedor de servicios.

Por ejemplo, algunos proveedores solo ofrecen softphones de VoIP para algunas plataformas como portátiles con Windows y teléfonos con iOS. Por lo tanto, los empleados que usan diferentes dispositivos no tienen una opción de software. Otro inconveniente es que los softphones deben actualizarse. A menudo, los proveedores lanzarán nuevas versiones con más características y mejor seguridad. Si una empresa no se molesta en actualizarlos, puede dejar deficiencias en materia de seguridad.

Una solución basada en el navegador que utiliza WebRTC es una solución elegante para todas estas debilidades. Con las llamadas basadas en la web, el hardware o el sistema operativo no importa en absoluto. La solución funcionará en cualquier navegador que admita WebRTC. La organización tampoco tiene que preocuparse por las actualizaciones. La mayoría de las compañías aplicarán parches de seguridad a los sistemas operativos y aplicaciones de software como los navegadores web de forma predeterminada. Esto significa una aplicación menos que mantener para el departamento de IT.

Los beneficios de las llamadas basadas en WebRTC sobre dispositivos de VoIP de hardware son más evidentes. Las organizaciones no tienen que comprar equipos separados para las llamadas. La mayoría de los empleados tendrán acceso a un portátil, ordenador de mesa o dispositivo móvil con un navegador. ¿Por qué usar un equipo físico? Elimina una gran parte de los costes asociados con las llamadas VoIP. No tienes que conectar teléfonos a la red, aprovisionarlos para VoIP o arreglarlos cuando algo se rompa.

Quizás lo más importante es que las llamadas basadas en el navegador reducen los riesgos de seguridad para una empresa. Cada nuevo componente de hardware o aplicación de software que traigas a la empresa representa un riesgo para la seguridad. Es otra vía para los delincuentes o hackers. Sin embargo, pocas organizaciones pueden realizar negocios sin utilizar un navegador web. Si también puedes hacer llamadas con la misma aplicación, cierras muchas lagunas de seguridad.

Las llamadas basadas en un navegador aún no son ubicuas, pero varios proveedores de servicios han comenzado a ofrecerlo como una opción.

¡En una década llamar a una persona (o diez) desde Chrome o Firefox puede ser lo normal!