Con VoIP las llamadas internacionales son tan baratas como las nacionales

Publicado en: 2018-09-17 | Categorías: Servicios VoIP

Los sistemas de VoIP continúan con sus incursiones en diversas industrias y la tecnología ya ha recorrido un largo camino desde sus primeros prototipos. Tanto los consumidores como las empresas están cambiando a los servicios de telefonía VoIP a un ritmo vertiginoso. Aunque muchas empresas llevan utilizando VoIP desde hace años, algunas aún no han descubierto los beneficios de la telefonía basada en Internet.

Los sistemas VoIP pueden hacer mucho más que meras llamadas de voz. Los servicios de VoIP ofrecen una gran variedad de funciones, como buzón de voz visual, videollamadas grupales, timbre multidispositivo, grupos de búsqueda de llamadas, etc., a un precio razonable que incluso una pequeña empresa puede pagar. Sin embargo, lo primero que todas las organizaciones perciben es que cambiar a VoIP puede reducir sustancialmente sus facturas mensuales.

Costes iniciales VS facturas periódicas

Antes de invertir en cualquier sistema empresarial, el propietario de una empresa debe considerar los costes que conlleva. El gasto total se puede dividir en dos categorías distintas:

  • Costes iniciales o inversión de capital
  • Facturas mensuales o costes de mantenimiento

Hay algunos elementos que tienes que pagar desde el principio, como la compra de hardware específico o la licencia de un programa de software. Si no dispones de personas con los conocimientos necesarios para configurar el sistema es posible que también necesites contratar consultores externos para la instalación. Estos costes generalmente son únicos, es decir, no tienes que pagarlos nuevamente durante el tiempo que esté vigente el sistema.

Para un sistema PBX antiguo, los costes iniciales pueden ser cuantiosos, dependiendo de la cantidad de líneas y teléfonos que tengas que mantener. Por otro lado, puedes comenzar con VoIP por mucho menos. Si tienes una conexión a Internet de alta velocidad y suficiente ancho de banda, todo lo que necesitas es un par de teléfonos compatibles con SIP y, ¡podrás comenzar a llamar! Como podrás suponer, los bajos costes iniciales pueden ayudar bastante a las empresas.

Pero VoIP continúa beneficiando a un negocio incluso después de su configuración inicial. VoIP cambia la forma en la que viajan las llamadas por todo el mundo. En lugar de utilizar líneas e interruptores de cobre, las llamadas de voz ahora usan Internet como conducto. El nuevo método de transmisión beneficia a los clientes, consumidores y organizaciones por igual, de múltiples maneras.

Llamadas nacionales gratuitas

Dado que las llamadas VoIP viajan por Internet, utilizando una conexión ya pagada, -las llamadas locales son más o menos gratuitas-. ¿Qué significa esto para una empresa? Significa que las llamadas entre empleados son gratuitas, independientemente de dónde se encuentren al hacer la llamada. Entonces, si tienes 3 oficinas dispersas por varias regiones del país, las llamadas entre todos esos empleados son completamente gratis. No importa si la persona que llama viaja o trabaja desde el lugar de trabajo de su cliente. Siempre que utilicen el servicio VoIP para hacer llamadas a sus compañeros, ¡es gratis!

Llamadas económicas de larga distancia

¿Qué sucede si tienes oficinas en todo el mundo y no solo dentro de un mismo país? VoIP reduce el coste de las llamadas internacionales a un precio muy reducido. De hecho, las llamadas internacionales pueden costarte lo mismo, -o menos-, que las llamadas nacionales de tu plan antiguo de llamadas. Imagínate el ahorro en tu factura mensual con estos dos factores. Las llamadas locales son gratuitas y las llamadas de larga distancia son tan baratas como las nacionales. Aunque el ahorro real depende de muchos factores, algunas empresas han visto sus facturas mensuales bajar hasta en un 50% con VoIP.

Además de las facturas mensuales, las llamadas internacionales económicas pueden beneficiar a tu empresa de otras maneras. Por ejemplo, ya no tienes que limitar las llamadas internacionales de los empleados. Ya no necesitas sistemas para monitorizar, presupuestar y revisar llamadas internacionales para cumplir con los límites preestablecidos. Incluso puedes comprar llamadas internacionales ilimitadas a los países donde tus trabajadores llaman con más frecuencia. Nunca más te llevarás una sorpresa con los altos importes de las facturas.

Como beneficio adicional, los empleados no tienen que considerar los costes de una llamada antes de descolgar el teléfono. Buen número de empresas ven mejoras de productividad después de pasar a VoIP por este motivo. Las personas que trabajan en el mismo proyecto, pero que se encuentran en diferentes oficinas, pueden comunicarse más a menudo sin temor a que las costosas llamadas telefónicas les ronden por la cabeza. La colaboración se vuelve más fácil cuando puedes hablar e incluso ver a todos tus compañeros de equipo regularmente, a pesar de que nadie está sentado justo al lado del otro.

VoIP también puede reemplazar las costosas reuniones, especialmente aquellas que requieren que sus empleados viajen a través de diferentes continentes. La videoconferencia a través de VoIP puede ahorrarte tiempo y dinero, al tiempo que mejora la productividad. ¿Por qué molestarse en viajar durante horas en un vuelo largo cuando puedes unirte a una videollamada con tan solo un clic? Los propietarios de negocios no tienen que dudar por expandirse al extranjero o explorar nuevos mercados, gracias a las llamadas de larga distancia que permite VoIP. Todo esto es un gran cambio cuando se trata de comunicar, -ya sea por voz, vídeo o por ambos-.