Portabilidad numérica para números VoIP

Publicado en: 2019-05-22 | Categorías: Servicios VoIP

La red telefónica convencional vincula un número de teléfono a una ubicación física. Podemos observarlo en la misma forma del número, en la que los primeros dígitos (91, 983, etc) corresponden al código de área local. Esto se usa, con sus variantes, en todo el mundo.

A menudo estos dígitos nos sirven para poder tratar de adivinar quién llama o para filtrar una llamada: ¿recibo un número desde otra ciudad? Al buzón de voz y así no tengo que andar interrumpiéndome.

VoIP cambia las cosas

VoIP no sólo cambia lo que pagamos por las llamadas. Nos libera de restricciones de las que no éramos ni conscientes, como por ejemplo:

-No podíamos llevarnos nuestro número si nos mudábamos.
-Podíamos hacer y recibir llamadas sólo con el número.
-Muchas funciones empresariales, como el desvío de llamadas, no estaban disponibles para individuos.
-La permanencia era algo común.

Ahora que tenemos la VoIP entre nosotros habitualmente nos vamos dando cuenta de que podemos dar otro uso al teléfono que esperar o hacer llamadas desde casa.

VoIP y ubicación física

Aunque los números VoIP no están ligados a una ubicación siguen el mismo formato, con la diferencia de que ese código de área con el que empiezan los números ya no significa que la compañía está en una ubicación concreta: ahora se puede conseguir un número de teléfono con cualquier código independientemente de la localización: una empresa podría tener su sede en Albacete y llamar con un número de Madrid.

Esto tiene muchas ventajas para las empresas, que pueden dar números locales en muchos mercados sin tener que pagar cantidades exorbitantes. Lo mismo pasa con los números gratuitos, que son mucho más baratos con VoIP.

Portabilidad de números VoIP

Los números VoIP no están vinculados a un lugar físico, pero eso no implica que no tengan limitaciones. Hasta hace poco, si te mudabas te llevabas contigo tus números de teléfono, pero si cambiabas de proveedor no. Eso también ha cambiado. Se llama portabilidad numérica y la ofrecen casi todos los proveedores. En Estados Unidos incluso hay leyes que lo garantizan.

La industria de VoIP floreció en un tiempo de competencia feroz. Desde que surgió ha ido eliminando la permanencia y otros cargos y con la portabilidad numérica ha desaparecido el último obstáculo para que las empresas pueden cambiar muy rápidamente de proveedor en proveedor.

Limitaciones técnicas

En Estados Unidos, por ley, un proveedor no puede negarse a transferir un número incluso aunque tenga deudas con su actual proveedor. Incluso establece un tiempo máximo de un día hábil por número de teléfono. Incluso si alguien tiene muchos números no suele ser algo que tarde mucho y no suele ser necesario más que pedírselo al proveedor. Parece que no hay barreras para cambiarse pero sí las hay: hay una limitación técnica.

Quizá tu proveedor no tenga cobertura para dar números con determinado código de área, con lo que, por mucho que quieran, no pueden mantener tu antiguo número.

La introducción de la portabilidad numérica en VoIP ha supuesto un cambio enorme para empresas y consumidores: ahora ya no hay que permanecer “secuestrado” en una empresa si su servicio no nos convence o no se ajusta a nuestras necesidades.