Requisitos comerciales de VoIP

Publicado en: 2018-10-22 | Categorías: Servicios VoIP Soluciones VoIP para empresas Tecnología VoIP VoIP empresarial

¿Te estás preguntando cuáles son los requisitos comerciales de VoIP?

A los proveedores de VoIP les gusta promocionar sus servicios como una opción fácil de implementar, alegando a menudo que las empresas podrán implementar los servicios de VoIP en tan solo unas pocas horas.

Aunque el proceso de actualización a VoIP puede estar exento de problemas, la empresa deberá después ocuparse de algunos detalles para garantizar una transición sin tropiezos.

Requisitos de VoIP para empresas

En comparación con la implementación de un sistema PBX a nivel empresarial que utiliza la PSTN, la implementación de servicios VoIP alojados puede ser pan comido.

Pero para que el proceso no tenga problemas, la organización debe estar preparada y cumplir con los requisitos mínimos para poder utilizar VoIP. Algunos de los aspectos que se deben tener en cuenta antes de implementar VoIP empresarial son:

Capacidades de red 

Dado que VoIP enruta las llamadas de audio a través de Internet y la red interna de la organización, ambas deben ser capaces de velocidades rápidas y tener suficiente ancho de banda para funcionar correctamente.

Aunque esto no suele ser un problema para las organizaciones más grandes, las pequeñas empresas descubren que tienen que actualizar sus conexiones a Internet antes de implementar VoIP.

Las conexiones más rápidas significan dos cosas: la calidad del audio será mejor, pero la organización puede tener que pagar más para obtener esas velocidades. Como siempre, se trata de un equilibrio entre calidad y precio.

Otro factor para tener en cuenta es el ancho de banda. Dado que las llamadas de voz contribuyen a la carga de tráfico en la red, la congestión puede degradar rápidamente la calidad de las llamadas e incluso provocar la interrupción de las conexiones.

No es suficiente que la organización tenga suficiente ancho de banda habitualmente. Las llamadas de voz deben poder comunicarse incluso con una carga pesada de la red.

Incluso con velocidades y ancho de banda suficientes, las llamadas VoIP pueden verse afectadas por una configuración de QoS mal configurada. Es posible que no sea necesario cambiar la configuración con regularidad, pero deben configurarse correctamente al principio, para garantizar que las llamadas de voz tengan prioridad sobre otras formas de datos, como documentos o vídeos.

Requisitos de hardware

Una de las promesas del VoIP alojado es que las organizaciones ya no tienen que mantener sus propias cajas de PBX. Sin embargo, esto no significa que no haya necesidad de comprar ningún equipo.

Incluso con una solución alojada, la empresa necesita tener teléfonos IP o adaptadores para que sus teléfonos existentes puedan usarse con el servicio VoIP. La mayoría de las empresas prefieren usar una combinación de diferentes dispositivos: adaptadores para algunos teléfonos, teléfonos IP para los ejecutivos y softphones instalados en la mayoría de los equipos de escritorio / portátiles.

Con la creciente proliferación de los dispositivos móviles, muchas empresas también utilizan teléfonos móviles.

Aunque puede parecer mucho hardware, en realidad no es caro comprarlo o mantenerlo.

Bastantes proveedores ofrecen una lista de teléfonos compatibles para la venta en sus propias webs o se asocian con proveedores de hardware para que la organización pueda conectar los dispositivos y comenzar a hacer llamadas.

Como mínimo, el proveedor debe poder ofrecer algunas recomendaciones basadas en el presupuesto y los requisitos de la empresa.

Respaldo de energía para emergencias

Cualquier solución de VoIP requiere dos elementos para funcionar: alimentación y acceso a Internet. Estos son los requisitos mínimos sin los cuales el sistema telefónico no funcionará.

Desafortunadamente, las organizaciones están tan acostumbradas a los teléfonos que funcionan incluso cuando se corta la alimentación que muchos no prevén la necesidad de tener un sistema de respaldo para la solución VoIP.

La mayoría de las organizaciones ya tienen un plan de respaldo para cuando se va Internet, incluso aunque eso signifique pagar un extra por una línea de otro proveedor. Ya sea que la conmutación sea automática o manual, siempre que el sistema VoIP pueda acceder a Internet, las llamadas funcionarán.

La cuestión de la energía puede ser un poco más complicada. A veces es tan simple como conectar el equipo VoIP al generador de respaldo. Pero si hacerlo supera la capacidad del generador, puede ser necesario agregar otro exclusivo para el sistema telefónico.

Puede parecer demasiado complicado configurar varios sistemas de respaldo, pero estos son necesarios si la organización desea acceder a los servicios incluso durante una emergencia o catástrofe natural.

Cualquier cosa proveniente de huracanes, tormentas de nieve o incluso un simple accidente puede reducir la energía y la empresa debe estar preparada para tales emergencias.

 

Por último, pero no menos importante, las organizaciones también deben estar preparadas para presupuestar adecuadamente el nuevo sistema VoIP.

Muchos proveedores ofrecen todo tipo de planes de financiamiento o pago y la compañía tiene que decidir si pagará mensualmente o si realizará pagos anuales por una tarifa con descuento.

A pesar de que la empresa tenga que comprar equipos o adaptadores nuevos para trabajar con el hardware existente, una vez que se cumplan estos requisitos, la implementación de la solución VoIP no llevará nada de tiempo.