Sistemas VoIP para empresas

Publicado en: 2019-06-12 | Categorías: Servicios VoIP

Los sistemas VoIP para empresas llevan con nosotros más de diez años y, si bien ha recorrido mucho camino y muchas empresas ya lo han instalado, muchas de estas empresas no saben todavía sacarle todo el provecho posible a sus líneas. Esto, sin contar, además, con todas las empresas que siguen usando la telefonía tradicional, nos hace ver que, si bien la VoIP ha recorrido un gran camino, todavía tiene mucho que recorrer.

Sistemas VoIP para empresas

Los sistemas VoIP para empresas son muy diferentes de las que se dirigen al consumidor: ofrecen muchas funciones y una flexibilidad que las opciones domésticas no tienen. Esto es así por una razón: el consumidor final suele usar el teléfono de la misma manera, mientras que las empresas son todas distintas y, por tanto, tienen necesidades distintas según su tamaño, el mercado, las regulaciones, etc.

¿VoIP en la nube o Trunk SIP?

Esta es una pregunta que se van a hacer todas las empresas antes o después: estas opciones dan soluciones a distintos problemas: las empresas pequeñas seguramente prefieran VoiP en la nube, pues no requiere inversión, apenas requiere mantenimiento, no es necesario contratar a un técnico que lo instale y no es necesario hacer ninguna instalación.

Las empresas grandes, sin embargo, que ya tengan técnicos o que quieran más control y poder personalizar más sus sistemas, van a preferir un Trunk SIP: aunque requieren una mayor inversión, se amortizan muy pronto. El coste total, a la larga, es mucho menor que con un VoIP en la nube.

Los sistemas VoIP para empresas son flexibles

Ya busques un sistema telefónico básico, o mejorar la eficacia de tu departamento de ventas, o que el sistema telefónico se adapte a tu crecimiento, vas a encontrar una solución con VoIP que se adapte a ti. De hecho, probablemente la misma solución de VoIP con configuraciones distintas se adapte a todas estas necesidades. Y casi todo esto era posible con un PBX, pero era mucho más caro y lejos del alcance de la mayoría de las empresas.

La VoIP escala muy bien

Con VoIP eliges pagar sólo por los recursos que necesitas. Ya sean líneas, números, etc. Muchos operadores de telefonía venden packs con números y líneas y si quieres una fracción tienes que pagar el paquete entero. Y si tus necesidades cambian, o sea, si por ejemplo contrataste necesitabas 8 líneas y contrataste un pack de 10 y ahora sólo necesitas 2, tienes que esperar a que termine el periodo de facturación antes de poder cambiar y tienes que pagar las 10 líneas completas.

Con VoIP las empresas pagan sólo lo que van a usar. Si tu compañía necesita 3 líneas y 5 números, puedes pagar exactamente eso. Y si necesitas 2 líneas y cien números, también. Y si necesitas cambiar porque vas a contratar más gente o porque se acaba una campaña, con tu panel de control web puedes eliminar o añadir líneas y números en cuestión de minutos. Y pagas por lo que has usado. Ni más ni menos.

Funciones avanzadas con VoIP

Algunas funciones que ofrece la VoIP no existen en las líneas telefónicas tradicionales, porque estas no se integran con sistemas basados en internet. Por ejemplo, con la VoIP podemos elegir que un sistema transcriba los correos de voz, los pase a texto y los envíe al correo electrónico de los vendedores durante los fines de semana.

También se pueden configurar reglas complejas para elegir a quién reenviar una llamada dependiendo de la hora del día, del día de la semana, del número que llame, etc.

La empresa puede elegir y configurar una de estas características para toda la empresa o para sólo un departamento en el momento que quiera.

Quizá lo mejor de los sistemas VoIP para empresas es el hecho de que puedes meter muchas redes en sólo una y eliminar equipamiento duplicado: no hay que mantener ni controlar distintas configuraciones que cuestan dinero, tiempo y esfuerzo. Y mejor todavía: todo esto cuesta mucho menos de lo que están pagando las empresas por su telefonía tradicional. Existen muchos modos de mejorar tu empresa con VoIP y te los puedes estar perdiendo.